EtiquetaTodas las entradas en‘trámites’

Todo sobre las herencias ¿Sabes qué hacer en caso de heredar?

Para la mayoría de las personas los trámites que conllevan las herencias y ejecutar un testamento son absolutamente desconocidos. Pocas son las personas que conocen el contenido del código civil relativo a las herencias. En el Código Civil se puede encontrar respuesta a todo lo relacionado con herencias y sucesiones. En caso de duda es aconsejable recurrir a un profesional en la materia.

Hacer testamento en sistema jurídico español no es obligatorio, pero sí conveniente, ya que es la mejor vía para atribuir nuestros bienes sin conflictos.

En el siguiente artículo trataremos algunos de los puntos más importantes que es recomendable que sean conocidos.

En mi primer lugar, se debe saber que la herencia se divide en tres tercios: el de legítima, el de mejora y el de libre disposición.

En la mayoría de las regiones, a los herederos legítimos les corresponde por ley el tercio de legítima y el de mejora. Los Herederos legítimos son los descendientes de primer rango: hijos, nietos, bisnietos, cónyuge… En caso de que no los hubiera, los bienes pasarían a los ascendientes directos del fallecido es decir, padres, abuelos o bisabuelos. El tercio restante quedaría a libre disposición del testador. Sin embargo, esto no es así en toda España.

Por otro lado, en caso de matrimonios, en los casos en régimen de separación de bienes, el cónyuge tiene derecho al usufructo de un tercio de los bienes del fallecido, a menos que haya testamento que determine otra cosa. Si existiera un régimen de gananciales o propiedades a nombre de ambos, la mitad de los bienes pasarían al cónyuge vivo. La mitad restante se repartiría entre los herederos.

Muchas personas se preguntan si es mejor hacer testamento o testar en vida. En ambos casos la ley y la carga impositiva es la misma. La diferencia es que, una vez donados los bienes, los impuestos corren a cargo de los receptores. Si no, se pagarán una vez fallecido el propietario. En general resulta más interesante hacer testamento que repartir en vida.

En lo referente a los trámites a seguir tras el fallecimiento, los herederos disponen de seis meses para gestionar la herencia.

El primer paso es solicitar en el Registro Central de Actos de Últimas Voluntades el certificado de defunción, y comprobar si existe o no testamento. Éste no se facilita hasta pasados 15 días de la muerte.

De existir testamento, los herederos recibirán una notificación, así como los datos para localizar la notaría donde fue redactado y depositado. El notario se ocupará de citar a los herederos para la lectura testamento y los trámites de reparto, registro y abono de impuestos.

Por último, en cuánto a los impuestos, es necesario cuantificar herencia y hacer las reparticiones entre los beneficiarios del testamento. Una vez conocida la cuantía, el notario lo comunicará al Estado a través del impreso de autoliquidación del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.